Saltar al contenido
Colágeno Hidrolizado

Luce esos glúteos que tanto soñaste con estos ejercicios

Gluteos

Hay quienes solo sueñan con tener unos glúteos firmes y tonificados, mientras que otros buscan trabajar en ellos y hacerlos realidad. Y es que, aunque a muchos les parezca superficial quienes se cuidan y están pendientes de sí mismos, pues vivimos en una sociedad donde lo que prevalece es lo físico, y muchos no lo hacen solo por apariencia, sino por sentirse bien consigo mismo, que es lo que realmente importa. Lo demás es agregado.

En este artículo te enseñaremos cinco ejercicios que no puedes dejar de hacer, no importa si eres hombre o mujer ni mucho menos la edad, lo que realmente debe prevalecer son las ganas. Depende de qué parte quieras trabajar, deberás escoger uno, intenta hacer una planificación y dedicarle tiempo al glúteo mayor, puesto que este se caracteriza por ser de mayor tamaño, resaltando sobre el del medio que se mantiene en la parte de arriba, siendo el glúteo menor quien culmina otorgando al forma redonda.

Recuerda que más allá de lograr unos glúteos en forma y firmes, con los entrenamiento también estarías activando tu metabolismo, así que trata de comer sano para que cuides tu salud.

Cuclillas o también conocidas como sentadillas

Como estás empezando, haz sentadillas sin peso, a medida de que avances, añades presión.

Debes pararte firme, siempre separando las piernas. Posteriormente deberás flexionar las rodillas, haciendo lo posible por quedar a la medida de los pies, sacando al mismo tiempo la cadera un poco hacia atrás.

Posteriormente, deberás bajar hasta donde puedas, para después volver a la posición inicial. Intenta hacerlo de 8 a 12 veces en sesiones de cuatro. Ahora, si sientes que estás haciendo mucha fuerza en las piernas, ábrelas más. Incluso, con esto último podrás trabajar mejor los glúteos.

Si pretendes tonificar los músculos interiores de los glúteos, entonces realiza sentadillas de zumo que consisten en: párate firme, teniendo la espalda erguida y las piernas separadas. Flexiona las rodillas hasta que queden de forma horizontal para que luego, con el apoyo del peso que deberás tener en ambos lados por una mancuerna o pesa, baja. Deberás sentir la presión en las nalgas cuando bajas. Hazlo 10 veces en cinco series.

Añade saltos

También puedes hacer sentadillas con saltos. Es exactamente igual a los anteriores ejercicios, pero en vez de subir poco a poco, te vas a impulsar y a estirar las rodillas de un salto. Tienes que descansar unos 10 segundos, vuelve a bajar y cumple con una serie de cinco minutos.

Asimismo están los ejercicios de zancadas o desplantes, considerados como uno de los mejores para ver resultados con prontitud. Consiste en pararte firme, con la espalda derecha. Finge dar un paso extendiendo la pierna hacia delante, emplea una mancuerna y mantenla en los brazos. Dobla las rodillas, desciende y vuelve hacia arriba sin perder la posición. Haz cinco series de 10.

glúteos

Por último, está el peso muerto, que destaca por trabajar de manera efectiva toda la parte inferior de los glúteos.

Para trabajarlo deberás inclinar la cadera hacia la parte de atrás, realizando una leve flexión de las piernas, para ello tendrás que mantener esta postura por unos segundos y luego soltarla. Mientras vuelves a posición inicial contrae el glúteo, este es el punto más importante y el que te dará resultados. Realiza cinco series de 10 o 15.